Una instalación eléctrica industrial merece todo tipo de precauciones, ya que puede provocar distintas lesiones al ser humano. Un primer riesgo son las descargas ante cualquier elemento mal aislado o por negligencia al tocar cables, meter objetos ajenos en los contactos y otros motivos.

Además, las personas pueden sufrir de quemaduras cuando se da un arco eléctrico con rayos ionizados calientes, lo cual es de gran peligro ya que provoca daños en ojos y piel.

Te recomendamos usar calzado dieléctrico al estar en espacios con instalaciones eléctricas de tipo industrial, para incrementar la protección deberás usar guantes y gafas especiales.

Es vital respetar todos los letreros de señalización y seguir las normas de procedimiento si vas a manipular algún tablero eléctrico. En Proyectos Eléctricos Romano podemos resolver cualquier duda adicional que tengas, llámanos.