La subestación eléctrica es la parte de un sistema de energía en el que la tensión se transforma de alta a baja o baja a alta para la transmisión, distribución, transformación y conmutación. El transformador de potencia, el disyuntor, la barra colectora, el aislante, el pararrayos son los componentes principales de una subestación eléctrica.


Además de cambiar los voltajes, las subestaciones tienen una variedad de dispositivos de protección como interruptores y fusibles para proteger las redes de distribución. Estos están diseñados de tal manera que varios circuitos de distribución se pueden aislar para reparaciones y eliminación de carga.


Las subestaciones normalmente están al aire libre y están encerradas por una cerca de alambre. Sin embargo, en áreas residenciales o de alta densidad, la subestación puede estar dentro de un edificio para restringir el zumbido de los enormes transformadores.


La conexión de la subestación se divide como:


Conexión entrante o alimentador de energía


Alimentador saliente para alimentar las otras subestaciones o equipos de distribución subsiguientes.


Conexión del transformador de potencia.


Conexión de transformador de tensión para control y medición.


El disyuntor está conectado entre la barra de bus y cada circuito entrante y saliente. El aislador está provisto a cada lado del interruptor. El transformador de corriente se utiliza para la medición y protección. Los transformadores de corriente se colocan en ambos lados del interruptor de circuito de manera que la zona de protección se superponga y cubra el interruptor de circuito.


Si requieres más información llama a Proyectos Eléctricos Romano.